Juego de pistas en Volubilis

FITXA
=====
Títol: Juego de pistas en Volubilis
Autor: Max Ducos
Il·lustrador: Max Ducos
Edició: Kókinos, 2007
Edat: de 8 a 10 anys
Temàtica:
Puntuació: 2 de 4

RESSENYA
=========
Volubilis es la verdadera protagonista de esta historia, a pesar de no ser una persona, sino el lugar de la acción: una mansión de auténtico diseño. En esta mansión vive una niña que considera que su casa es “rara”. Un día descubrirá un cajón escondido en su escritorio, en el que se oculta una llave y la primera de las diez pistas en las que consiste el juego que da título al álbum. Cada una de las pistas la llevará a la siguiente, escondida en otro rincón de la casa. Así, de la mano de esta niña, recorreremos Villa Volubilis por todos sus rincones: el vestíbulo, la piscina, el baño, la cocina, el comedor, las escaleras, la biblioteca, etc. Al final, y como en los cuentos tradicionales al fondo del jardín, atravesando una pequeña puerta, la niña descubrirá el secreto de su casa, y así aprenderá a quererla.

La excusa del juego de pistas sirve al autor para mostrar a través de las ilustraciones una casa de auténtico diseño (atención a las obras de arte) donde se mezclan colores, formas y texturas. El texto, escrito en primera persona, utiliza un lenguaje rico y preciso, que parece desentonar con la edad de la narradora (“¡Es bien sencillo: la siguiente pista debe de estar en el frigorífico!” o “Intrigada, me precipité a recogerla pensando que podía ser la pista del comedor”). Quizá hubiera sido más apropiado utilizar un narrador en tercera persona.

5 comentarios:

Edgar Quinet dijo...

" El texto, escrito en primera persona, utiliza un lenguaje rico y preciso, que parece desentonar con la edad de la narradora (“¡Es bien sencillo: la siguiente pista debe de estar en el frigorífico!” o “Intrigada, me precipité a recogerla pensando que podía ser la pista del comedor”)"
Bueno, decir "es bien sencillo" no me parece ni técnico ni preciso. Tal vez sí lo sea "precipitarse" a recoger algo, pero vamos, si para criticar eso pones estos ejemplos, no parece muy sostenible tu crítica, al menos en este sentido.
Por lo demás, volveré a pasar por aquí, pues me vienen muy bien vuestras críticas, vendo muchos libros y no me da tiempo a leérmelo todo, pero con vuestras recomendaciones puedo ir tirando para recomendar a mi vez a mis clientes. Muchas gracias y seguid así. Espero no te moleste mi crítica a tu crítica, no es mi intención. Además tu blog de la esfera lo visito mucho, está muy bien.

sfer dijo...

No me molesta tu crítica, quizá no escogí los ejemplos adecuados o no supe expresarme con claridad (lo cual puede bien ser, ya que no soy experta en crítica, ni en LIJ... estoy aprendiendo). De todos modos sí que creo que en el libro hay un desajuste entre el lenguaje que utiliza y la idea de que el narrador sea la propia niña protagonista de la historia, y que esos ejemplos pueden indicar que así es (sigo pensando que ninguna niña de diez años exclamaría "¡Es bien sencillo!", sino "¡Ah, ya sé!", por ejemplo).

Ayer, precisamente, leía este fragmento del libro de Pep Molist, "Els llibres tranquils", en el que habla de "L'estany dels ànecs pobres" y pensé "¡Eso es lo que yo quería decir!", refiriéndome a las últimas líneas del texto que te transcribo:

"És una d'aquelles obres en les quals l'autor es posa a la pell de l'infant protagonista i parla en boca d'ell, tot veient el món des de la seva perspectiva. Aparentment, aquesta tècnica sembla senzilla, però analitzant altres obres que intenten explicar el món des del punt de vista de l'infant, hom arriba a la conclusió que no ho és gens de senzilla. Sovint sona com una veu postissa, inversemblant. Sovint s'entreveuen els pensaments de l'autor".

Edgar Quinet dijo...

hasta la palabra transcribo, lo entiendo todo perfectamente.

sfer dijo...

Pues después de transcribo, dice lo siguiente:

"Es una de aquellas obras en las cuales el autor se pone en la piel del niño protagonista y habla por su boca, viendo el mundo desde su perspectiva. Aparentemente, esta técnica parece sencilla, pero analizando otras obras que intentan explicar el mundo desde el punto de vista del niño, uno llega a la conclusión de que no es tan sencilla. A menudo suena como una voz postiza, inversemblante. A menudo se entreven los pensamientos del autor."

(Seguro que se me ha colado alguna catalanada. Disculpas por adelantado. Espero que no sea tan grave como para impedir la comprensión del texto).

Lijilla dijo...

Inversemblante = inverosímil.
Por lo demás, perfecto.
Santa paciencia que tienes, sfer.
Te doy toda la razón en tus reflexiones.