Anima mundi: hijos de Atlantis

FITXA
=====
Títol: Anima mundi: hijos de Atlantis
Autor: Elia Barceló
Il·lustrador: -
Edició: Barcelona: Destino, 2013
Edat: a partir de 14 anys
Temàtica: fantasia urbana


RESSENYA
=========
Hijos de Atlantis es la segunda parte de la trilogía Anima Mundi. Si leísteis la reseña de la primera novela, Hijos del Clan Rojo, recordaréis que la saga de Elia Barceló nos traslada a un presente imaginario en el que los humanos conviven sin saberlo con unos seres superiores, karah, más poderosos y longevos que ellos. En esta segunda novela, descubrimos que algunos karah pretenden abrir la puerta que les permitirá acceder de nuevo a su mundo, independientemente de las consecuencias que ello pueda acarrear a kaito, como ellos denominan a los humanos. En el centro de todo, una heroína a la fuerza, Lena, que se convertirá en pieza clave para apoyar o impedir el plan de karah.

En Hijos de Atlantis, asistimos a la evolución personal de Lena. Aunque se trata de una novela coral, ella es la gran protagonista de la historia. En esta segunda entrega, Lena toma las riendas de su destino para enfrentarse a un futuro que no esperaba y a un pasado que nunca imaginó tener.

Por otra parte, todos los conceptos planteados en la primera novela cobran pleno sentido aquí: los cuatro clanes karah se van definiendo a través de las personalidades y de los deseos de sus miembros, y aquellos personajes secundarios que no acabábamos de ubicar en Hijos del Clan Rojo toman mayor protagonismo. Aparecen nuevos personajes, como el grupo de traceurs que ayuda a Lena, pero esta vez no pesan. Y gana fuerza un triángulo amoroso que confronta todavía más los mundos de haito y karah.

En esta novela, además, la crítica social se hace más evidente que en la entrega anterior. Barceló pretende lanzar una llamada de atención sobre la falta de respeto de los humanos por el planeta y por el resto de seres que lo habitan; pero lo hace trasladando esa actitud irresponsable a una especie superior que los trata a ellos a su antojo, sin valorar sus vidas efímeras y totalmente prescindibles.

El ritmo se acelera en Hijos de Atlantis y deja la historia en un punto culminante. El desenlace, reservado para la tercera novela, promete ser épico.